Distorsión de la realidad enfermedad

Percepción distorsionada de la realidad

La confusión sueño-realidad (RDC) es una dificultad o incapacidad para determinar si un acontecimiento o experiencia ocurrió durante el estado de vigilia o si fue parte de un sueño. Aunque se han realizado pocos estudios sobre la RDC en poblaciones no clínicas (por ejemplo, Johnson et al., 1984; Mazzoni y Loftus, 1996; Rassin et al., 2001; Kemp et al., 2003), la RDC se ha investigado en grupos específicos, incluidos los pacientes con narcolepsia (Wamsley et al., 2014). La investigación ha encontrado que existe una relación entre el RDC y los síntomas psicóticos (por ejemplo, Hempel et al., 2003), pero los autores del presente trabajo no han podido encontrar ningún estudio científico sobre la relación entre el RDC y el trastorno límite de la personalidad (TLP).

El TLP es un patrón generalizado de inestabilidad de las relaciones interpersonales, de la imagen de sí mismo y del afecto, y de una marcada impulsividad que se inicia en los primeros años de la edad adulta y se presenta en diversos contextos (DSM-V; American Psychiatric Association, 2013, p. 663). Para optar a este diagnóstico, la persona debe, entre otros síntomas, hacer un esfuerzo frenético por evitar el abandono real o imaginario, experimentar una sensación crónica de vacío o síntomas paranoides temporales relacionados con el estrés, o mostrar síntomas disociativos graves. Además, las personas con TLP suelen tener comportamientos autodestructivos y corren un riesgo importante de suicidio. El trastorno límite de la personalidad afecta a entre el 1 y el 5,9% de la población general (Torgersen et al., 2001; Aragonés et al., 2011).

Lee más  El lado bueno de las cosas analisis psicologico

Psicosis

Los trastornos psicóticos son trastornos mentales graves que provocan pensamientos y percepciones anormales. Las personas con psicosis pierden el contacto con la realidad. Dos de los principales síntomas son los delirios y las alucinaciones. Los delirios son creencias falsas, como pensar que alguien conspira contra uno o que la televisión le envía mensajes secretos. Las alucinaciones son percepciones falsas, como oír, ver o sentir algo que no existe.

La esquizofrenia es un tipo de trastorno psicótico. Las personas con trastorno bipolar también pueden tener síntomas psicóticos. Otros problemas que pueden causar psicosis son el alcohol y algunas drogas, los tumores cerebrales, las infecciones cerebrales y los accidentes cerebrovasculares.

El tratamiento depende de la causa de la psicosis. Puede incluir fármacos para controlar los síntomas y terapia de conversación. La hospitalización es una opción para los casos graves en los que la persona puede ser peligrosa para sí misma o para los demás.

Síndrome de psicosis atenuada

Los trastornos o episodios psicóticos surgen cuando una persona experimenta una percepción significativamente alterada o distorsionada de la realidad. Estas distorsiones suelen estar causadas o desencadenadas por alucinaciones (percepciones falsas), delirios (creencias falsas) y/o un pensamiento perturbado o desorganizado. Los trastornos psicóticos son relativamente frecuentes en los jóvenes, ya que aproximadamente dos de cada 100 adultos jóvenes experimentan algún tipo de episodio psicótico.

Los síntomas negativos incluyen:  Estado de ánimo deprimido o aplanado. Dificultad para entablar una conversación, como por ejemplo, dificultad para seguir a los demás o para articular frases de forma coherente, o para hablar de forma indirecta o sin pedir permiso.

Los trastornos psicóticos abarcan una serie de trastornos y tienen una serie de síntomas asociados. Básicamente, los trastornos psicóticos son aquellos que implican alguna forma de percepción alterada o distorsionada de la realidad que se mantiene durante un periodo de tiempo considerable y que interfiere en el funcionamiento diario. Hasta tres de cada 100 personas experimentarán algún tipo de episodio psicótico a lo largo de su vida, y la primera experiencia de psicosis suele producirse entre los 15 y los 30 años.

Lee más  Como ayudar a una persona que se autolesiona

Trastorno delirante

Comprendemos las enfermedades mentales y las dificultades que crean para quienes las padecen. En nuestro Centro de Tratamiento de Salud Mental de San Diego somos sensibles a sus desafíos. Solara encontrará todas las soluciones posibles para permitirle vivir la vida que debe vivir.

El pensamiento distorsionado, también llamado distorsiones cognitivas, es un patrón de pensamientos inexactos y perjudiciales. El pensamiento distorsionado es un síntoma común de muchos trastornos mentales diferentes, incluyendo la ansiedad generalizada y social y los trastornos de la personalidad. Para la persona que los piensa, estos pensamientos parecen lógicos y verdaderos, pero en realidad no lo son.

Por el contrario, los pensamientos distorsionados refuerzan las emociones y creencias negativas, lo que puede exacerbar los sentimientos de baja autoestima, empeorar los síntomas del trastorno de salud mental y desencadenar comportamientos autodestructivos. Por ejemplo, en el caso de una persona que sufre de ansiedad social, los patrones de pensamiento distorsionados pueden reforzar sus sentimientos de incomodidad social y provocar un retraimiento total de las situaciones sociales. Si no se abordan con un asesoramiento psiquiátrico adecuado, los patrones de pensamiento distorsionados pueden aumentar la angustia personal e impedir la recuperación completa y duradera de los trastornos de salud mental.